Cómo puedo mejorar el equilibrio de mi hijo

Si quieres mejorar el equilibrio de tu hij@ es porque has podido apreciar algunas dificultades en sus movimientos: que se cae con frecuencia, no es coordinado en los deportes o tiene un andar inestable…

Qué es el equilibrio

El equilibrio es un sentido y es mejorable. Para conocer un poco más de dónde nace puedes leer nuestro post sobre el Sistema Vestibular ¡Te va a gustar!.

Cómo puedo ayudar a mejorar el equilibrio

Como hemos mencionado, el equilibrio es estimulable y se puede trabajar. Por ello, te dejamos algunas actividades y ejercicios sencillos y fáciles.

Acuérdate que la constancia es fundamental y que ante cualquier duda es conveniente consultar a un profesional.

 

Actividades para mejorar el equilibrio

  1. Jugar en los columpios del parque.

Los columpios que proporcionan balanceo producen una sensación que impacta sobre el Sistema Vestibular. Podéis encontrar el columpio básico (el que produce el movimiento de mecer) o el balancín.

  

  1. Pelota de Pilates

Usar la pelota de pilates como balanceo, o en los niños más mayores sentarlos y que ellos mismos produzcan el movimiento de bote.

Pelota de pilates

 

  1. Hamacas

Las hamacas son un recurso que podéis instalar en casa y estimular el balanceo en varias direcciones. Algunas de ellas permiten el giro sobre sí mismas. Os dejamos ejemplos.

 

Hamaca Sentada

  1. Rodar:

El clásico “hacer la croqueta”. Tumbado sobre el suelo, hacer rodadas girando sobre sí mismo. Algo sencillo pero muy potente.

Niño rodando

Niño rodando en el suelo

  1. Volteretas

Las volteretas implican girar sobre sí mismo. Es una estimulación muy fuerte para el Sistema Vestibular, ¡Cuidado con los mareos que pueden producir!

 

  1. Molinillo con ojos cerrados

Posicionado de pie, con los brazos pegados al cuerpo, girar sobre sí mismo tres veces hacia una dirección y otras tres veces hacia la otra dirección.

 

Todos estos ejercicios pueden producir mareo, nauseas o malestar en los niños si no se realizan de manera adecuada. Por lo tanto, observar atentamente cómo reacciona el niño, y si algunas de estas respuestas aparecen, consultar con un profesional.

1 comentario en “Cómo puedo mejorar el equilibrio de mi hijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *